Emociones

Viajar en familia y llevarse bien

Cómo evitar los roces familiares en las vacaciones

Edad recomendada De 0 a +13 años

Da igual qué momento del año sea, seguro que estás esperando las próximas vacaciones para irte a descansar con tu familia. Pero muchas veces, las vacaciones familiares son de todo menos relajantes. ¿Qué debemos hacer?

La comunicación es la clave para unas buenas vacaciones familiares

La rutina semanal normal hace que cada miembro de la familia vaya un poco a su aire. Los horarios laborales y de los niños hacen que pasemos la mayoría de horas con los compañeros de trabajo o de clase, pero no con la familia. No solemos estar acostumbrados a estar muchas horas juntos y solos, sin más compañía, por lo que es habitual que durante las vacaciones surjan roces y discusiones entre todos los miembros de la familia: padres, hermanos, padres con hijos, etc.

Esto puede hacer que unas relajantes vacaciones se conviertan en un “infierno” y que estemos deseando que acaben para volver a la rutina escolar. Una pena ya que las vacaciones pueden servir para unir más a la familia y estrechar vínculos si sabemos aprovecharlas:

  • Elegid el sitio de vacaciones entre todos para que ninguno vaya obligado a un sitio que no le gusta nada. Tiene que haber actividades para que todos disfruten y se lo pasen bien y nadie se aburra.
  • A ser posible, no paséis todo el día pegados, es bueno que cada uno tenga un rato de esparcimiento solo o con otras personas (amigos del pueblo, de la urbanización, etc.).
  • Por la noche, hablad de lo que más os ha gustado y lo que menos del día y planead juntos las actividades del día siguiente.
  • Cuando surja un problema o discusión entre dos miembros de la familia intentad hablarlo de manera racional, sin gritos ni insultos. Si podéis ayudar los demás a resolver el conflicto, hacedlo.
  • No le deis más importancia a las cosas de la que tienen, solemos enfadarnos por nimiedades.
  • Fomentad las actividades divertidas y al aire libre en estos días.

Aprovechad para mejorar la comunicación entre todos y el respeto por las opiniones ajenas.

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.