Aprendizaje

¿Sirve de algo ponerle música durante el embarazo?

La música prenatal contribuye al desarrollo del feto

Edad recomendada De 0 a 3 años

Muchas mamás ponen música clásica a sus bebés mientras están en el útero porque han oído que esto es beneficioso para su desarrollo. Pero, ¿es realmente cierto?

Está demostrado que los fetos pueden oír la música del exterior desde la semana 20

Las investigaciones han demostrado que los fetos pueden escuchar sonidos del exterior del útero desde la semana 20 más o menos. A la semana 25 su oído está totalmente formado y puede distinguir también los latidos de su mamá o escuchar su voz cuando le habla.

Además, se ha descubierto que oír canciones melódicas o música clásica les tranquiliza. Las piezas suaves y armónicas pueden cambiar el ritmo cardiaco, los intervalos en la respiración y las emociones, ayudando a proporcionar bienestar y paz al bebé.

Algunos estudios afirman que poner música a los fetos ayuda a construir puentes neuronales y establecer conexiones; otros aseguran que la música estimula las ondas alfa del cerebro creando un sentimiento de calma en el recién nacido.

Asimismo, se sabe que los bebés son capaces de reconocer la música que oyeron en la tripa una vez han nacido, lo que ayuda a que sean bebés más tranquilos, menos llorones, y a que coman y duerman mejor.

En definitiva, sí sirve ponerle música durante la gestación y es muy beneficioso, ya que ayudará al desarrollo neuronal de tu pequeño y a que sea más tranquilo de bebé.

Eso sí, debes ponerle música clásica o armónica a un volumen adecuado, puedes usar altavoces, acercándolos a la tripa, pero nunca a un volumen demasiado alto. También puedes cantarle tú diferentes nanas o canciones que te gusten, verás cómo las recuerda cuna vez nacido y le ayudan a dormir y calmarse.

La estimulación prenatal es muy positiva, así que aprovecha estos meses para favorecer el desarrollo posterior de tu bebé.

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.