Vida
Sana

¡Sal de casa! Beneficios de jugar al aire libre

Hay que cambiar la tendencia de que los niños y las niñas cada vez pasen menos tiempo en el exterior

Edad recomendada De 0 a +13 años

Los niños de hoy en día juegan mucho menos en la calle. Según diversos estudios, pasan menos de una hora jugando al aire libre, lo que provoca problemas de socialización y sobrepeso.

Jugar en la calle ofrece muchos beneficios al desarrollo físico y social de los niños

Hace unos años, los niños llegaban del cole, merendaban y hacían rápido los deberes y se bajaban a la calle a jugar hasta que llegaba la hora de cenar. Sin embargo, la realidad actual es completamente diferente.

Por ejemplo, un estudio revela que los niños pasan una media de 985 horas al año delante del televisor, 620 en el ordenador y 547 jugando con videoconsolas. Esto significa que pasan más horas viendo la tele que en el colegio, por ejemplo, donde acuden durante 960 horas al año.

Otro estudio, realizado por una marca de detergentes, afirma que el 49% de los niños españoles de entre 5 y 12 años pasa menos de una hora al aire libre. Datos muy reveladores que muestran el poco tiempo que los niños dedican a correr, saltar y jugar al aire libre, algo perjudicial para su desarrollo.

Beneficios del juego al aire libre

Y es que son muchos los beneficios de que los niños pasen el mayor tiempo posible jugando en los parques:

  • Mejora su aprendizaje a través de la exploración y la observación directa.
  • Promueve hábitos de vida saludable y evita el sedentarismo y la obesidad.
  • Ayuda a la absorción de vitamina D, mejorando también el sistema inmunitario.
  • Permite la socialización, el juego en equipo, el aprendizaje de las normas del juego, aprender a respetar a los demás, a compartir, a esperar el turno…
  • Desarrolla el juego creativo y la imaginación.
  • Permite superar miedos y mejorar la autonomía.
  • Trabaja la resiliencia, es decir, la capacidad de sobreponerse a situaciones complicadas o poco agradables.

Así que no lo dudes y saca a tus hijos a jugar a la calle lo más posible. A no ser que haga mucho frío o llueva, lo mejor que puede hacer un niño es pasarse el mayor tiempo posible jugando en el parque con otros niños de su edad.

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.