Emociones

¿En qué destaca mi hijo?

Claves para no interferir en sus elecciones

Edad recomendada De 4 a 12 años

Al pensar en el futuro de nuestros hijos es habitual centrarnos en aquello que destacan. Por ejemplo, si nuestro hijo es bueno en matemáticas, pensamos que podría ser economista; si lo hace en lengua, pensamos que podría ser profesor o escritor; si tiene buena memoria, le vemos como abogado.