Tecnología

¿Qué aporta Fortnite a los adolescentes?

Este vídeo juego puede convertirse en una gran adicción para los niños y adolescentes,

Edad recomendada De 8 a +13 años

fornait

Fortnite, recomendado para mayores de 13 años, se ha convertido, en muy poco tiempo, en el juego de moda entre niños y adolescentes. Este juego en su versión original llamada ‘Battle Royale’ fomenta la competitividad y el individualismo, ya que tiene como objetivo que el participante consiga sobrevivir frente a los 100 adversarios que hay en cada partida. No te pierdas estas recomendaciones. 

Los Youtubers y Gamers hacen ‘reviews’ en directo mostrando trucos del juego

El éxito de Fortnite tiene múltiples razones. Sin embargo, uno de los elementos potentes es haber conseguido unir en un sólo juego características de los entornos y las propuestas que usaban otros juegos “de moda” entre adolescentes, nos referimos a Minecraft y Call of Duty. Minecraft es un popular juego de mundo abierto, donde el participante es libre de construir lo que quiera y jugar, sin la necesidad de seguir una historia concreta. Call of Duty, por su parte, es un videojuego de disparos en primera persona basado en hechos históricos, recomendado para mayores de 18 años.

Otro de los motivos que convirtieron atractivo a Fortnite es que la mayoría de Youtubers y Gamers (influencers directos de niños y adolescentes de hoy), hacen ‘reviews’ en directo (vídeos), mostrando trucos del juego y nuevos skins. Incluso el famoso Youtuber ‘ElRubius’, ha creado un escenario con un premio de tres millones de dólares para quien consiga pasarlo.

Existen diferentes modalidades de juego. La que comentamos inicialmente ‘Battle Royale’ es la más utilizada, pero también existen los modos: ‘Dúo’ o ‘Squad’. En el modo Dúo, el participante puede jugar juntamente con un compañero y buscar la mejor estrategia para sobrevivir y ganar la partida. ‘Squad’ es un modo de juego en que hay que sobrevivir creando equipos formados por cuatro jugadores. Estos dos modos dependen por tanto de una estrategia conjunta y colaborativa, otro de los grandes atractivos de este videojuego y se podría afirmar también que al menos el más beneficioso en términos cognitivos.

El fenómeno Fortnite y los adolescentes

Los videojuegos los acompañan en una parte de su jornada diaria o semanal y forman parte de las actividades de ocio que realizan lo cual, por tanto, repercute de manera importante en su educación y en la formación de hábitos y valores. En paralelo al tiempo que dedican frente a la consola, utilizan otros dispositivos para observar en plataformas de streaming las mejores jugadas y trucos publicados en la red, lo cual los mantiene en este mismo círculo mucho más tiempo del deseado o del “permitido” explícitamente por las familias. Esto implica que el tiempo de estudio y el de otras tareas fundamentales para un buen desarrollo, como el deporte, quedar con los amigos o pasar tiempo en familia se reduce cada vez más a una menor expresión.

Veamos algunas características que deberíamos tener presentes de este juego:

  1. Es un videojuego online que permite que los adolescentes conecten sus cascos con micrófono y puedan mantener conversaciones con todos los jugadores conectados al momento.
  2. Utiliza un estilo infantil en los gráficos que puede presentar una errónea percepción de los verdaderos objetivos o valores que promueve este juego.
  3. Es un juego de defensa, donde los adolescentes deben resguardarse haciendo uso de una serie de materiales de construcción (madera, piedra o metal) para crear torres o muros y ocultarse tras ellos mientras atacan a otros jugadores para dejarlos fuera de la partida. La gestión de recursos en cuestión de segundos y la posibilidad de explotar al máximo su lado más creativo les permitirá construir trincheras para defenderse de los ataques.
  4. Skins y extras: el videojuego ofrece algunas opciones extras de pago, que bajo ningún concepto pueden estar disponibles de forma gratuita. Son opciones que solo permiten disponer de alguna herramienta adicional o de un traje especial. No son extras que mejoran sus capacidades o posibilidades en el juego, solo es el formato que ha encontrado la plataforma para ganar dinero y el que usan o aprovechan algunos perfiles para estafar a los jugadores.

Nuestros hijos pueden así ‘encerrarse’ en este mundo sin ley, donde no podemos controlar su lenguaje ni el de los otros jugadores, pudiendo surgir así situaciones de “bullying” o la escucha reiterada de burlas e insultos hacia ellos u otros compañeros. Nuestro consejo para intentar incidir sobre los intercambios y sobre los compañeros o jugadores con los que contactan es tener la consola en un espacio abierto de uso común (el salón principal) o bien tener la posibilidad de acompañarlos durante una parte de las partidas de juego para saber con quién están jugando y frenar así cualquier intercambio nocivo para ellos. Es vital que tengamos presente con quién coinciden en el mundo online y sobre todo si estos chic@s pertenecen a su círculo social o si, por el contrario, son perfectos desconocidos.

Como en otros casos, es importante acompañarlos durante las partidas que realizan (o al menos algunas de ellas) para comprender y sobre todo para rectificar sobre los valores que perciben los niños y adolescentes a través de estas plataformas.

¿Cómo evitar la adicción a Fortnite?

Jugar a Fortnite puede convertirse en una gran adicción para los niños y adolescentes, ya que dejan de invertir tiempo en sus estudios e incluso dejar de quedar con sus amigos para poder jugar.

Por eso, vamos a proporcionar 5 consejos para que tus hijos jueguen de una forma segura y de tiempo limitado.

  1. Gestionar el tiempo de juego. Siempre es mejor limitar en tiempo que en número de partidas, pues las partidas no tienen tiempo limitado. A parte, los adolescentes aprenden de esta manera a gestionar su propio tiempo.
  2. Desactivar el chat de voz. Los ajustes del juego permiten desactivar el chat de voz, así podemos evitar el contacto de nuestros hijos con desconocidos.
  3. Establecer un horario de juego. Una idea para establecer un horario de juego es la creación de un grupo de WhatsApp con los padres de los amigos, para fijar una hora de juego, y así, también nos aseguramos que juega con gente conocida.
  4. Dar ejemplo como padres y establecer opciones de ocio saludable. Utilizar en exceso el móvil o pasar horas frente al televisor, puede ser un mal ejemplo para los adolescentes. Salir a hacer deporte con nuestros hijos (ir en bicicleta, salir a patinar, etc.) o realizar actividades en familia, jugar a juegos de mesa, leer o ir al cine, ayudan al desarrollo de hábitos saludables. ¡Hay que promoverlos!
  5. Escoger solo una plataforma. Fortnite es un juego multiplataforma, es decir, se puede jugar desde muchas plataformas como el móvil, el ordenador o la PlayStation. Una forma de evitar que los adolescentes pasen menos tiempo jugando es escoger con ellos una única plataforma, donde jugar al videojuego. Recomendamos evitar que tengan la aplicación instalada en el teléfono móvil, ya que muchos adolescentes pueden llegar a jugar en la hora del patio, en la biblioteca e incluso en las horas de clase.

EXPERTO:

María Campo Martínez

Pedagoga

Licenciada en Pedagogía. Diplomada en Magisterio de Educación Infantil. Asesora de Eduka&Nature.