Aprendizaje

Perfil del niño acosador

Los acosadores son, normalmente, niños que no se sienten bien consigo mismos, emocionalmente fríos y violentos

Edad recomendada De 4 a +13 años

Desgraciadamente, el acoso escolar es un problema muy frecuente y habitual en la mayoría de colegios. A pesar de los esfuerzos que se están haciendo desde las instituciones, un 10% de niños son acosados de gravedad en España, y el porcentaje sube hasta el 35% si hablamos de acoso leve. Para frenar el bullying, es importante conocer el perfil del acosador para detectarlo cuanto antes y poder ayudarlo ya que, en muchos casos, son también víctimas.

Los acosadores suelen ser niños con problemas de autoestima

Aunque es difícil trazar un perfil de acosador escolar, ya que no todos son iguales, generalmente se repiten una serie de rasgos en todos ellos. Por ejemplo, el Dr. Jesús García Pérez, pediatra y miembro de SEPEAP (Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria), asegura que “son personas que, normalmente, no se sienten bien consigo mismas y por eso quieren controlar y dominar a las demás".

"Buscan un poder social y un reconocimiento que no pueden obtener de otra manera. Son frías emocionalmente, prepotentes, de temperamento impulsivo y, en ocasiones, violento; no tienen sentimientos de culpa y, posiblemente, fueron víctimas de violencia doméstica”. “Pero, por otro lado, también pueden ser estudiantes populares y agradables ante las profesoras y profesores a los que adulan e, incluso, engañan (líderes en negativo)”, añade el experto.

No obstante, la mayoría de las veces encontramos estos rasgos similares en todos los acosadores escolares:

  • Problemas de autoestima
  • Familias problemáticas o en las que se emplea la violencia habitualmente
  • Niños grandes o con sobrepeso
  • No suelen destacar en inteligencia, por lo que buscan ser alguien por medio de la violencia
  • Necesitan ser admirados, aunque sea por miedo
  • Impulsivos
  • Pueden ser, a su vez, víctimas de violencia doméstica o acoso
  • Presentan dificultades para expresar sus sentimientos
  • Falta de empatía
  • Baja tolerancia a la frustración
  • Ausencia de culpabilidad
  • Sin capacidad de autocrítica
  • No respetan las normas ni los límites

La mayoría de estos rasgos se dan en los niños acosadores, por lo que tanto los profesores como los padres en casa deben estar atentos a las señales para hablar con el chico, saber qué le motiva a ser de esa manera y a acosar e intentar ayudarle a cambiar ya que, en la mayoría de los casos, son chicos que están sufriendo y que necesitan ayuda.

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.