Aprendizaje

Perfil del niño acosado

Descubre cómo es el niño acosado para estar atento y atajar cuanto antes el problema

Edad recomendada De 4 a +13 años

Lamentablemente, el acoso es un problema cada vez más preocupante en las aulas que no conseguimos erradicar. A pesar de los programas que se están empezando a implantar en muchos centros, todavía son muchos los niños que lo sufren acoso puntual. Éstas son alguna señales de alerta.

La mayoría de niños acosados son más tímidos, vulnerables e introvertidos que el resto

Según la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), un 10% de niños sufre acoso escolar y entre un 15 y un 35% soporta intimidaciones leves frecuentes. Estos datos demoledores son parecidos o peores en la mayoría de países europeos y latinoamericanos.

Sufrir durante mucho tiempo acoso escolar tiene graves consecuencias en la salud mental de un niño. Puede provocarle trastornos de ansiedad, fobias, depresión e incluso intentos de suicidio; además de trastornos físicos psicosomáticos como dolores de cabeza, trastornos de sueño o problemas para comer.

Para luchar contra el acoso escolar es necesario que padres y profesores estén unidos, y una de las primeras claves es detectar el acoso cuanto antes. Para ello, es necesario que conozcas el perfil del niño acosado ya que, aunque las víctimas pueden tener perfiles muy variados, suelen tener una serie de características similares:

  • Personas pacíficas
  • Tímidas
  • Vulnerables
  • Introvertidas
  • Con baja capacidad de respuesta
  • Generalmente más pequeños o débiles que sus compañeros
  • Pertenecen a alguna minoría étnica, social o de preferencias
  • Niños solitarios, con pocos amigos

No obstante, también hay veces que el acosado es todo lo contrario, es decir, un niño brillante, con muy buenas notas y facilidad para hacer amigos que despierta la envidia o los celos del acosador.

Asimismo, las agresiones físicas son más habituales entre los chicos y las psicológicas entre las chicas y se producen sobre todo entre los 10 y los 14 años, aunque cada vez se detecta mayor número de casos a edades más tempranas.

Por todo esto, se debe prestar atención a las señales de acoso para intentar erradicarlo de la manera más rápida y efectiva posible.

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.