Tecnología

Nuevas metodologías en el aula, un soplo de aire fresco

Las familias cada vez más se involucran en todas los nuevo proyectos educativos que van surgiendo

Edad recomendada De 4 a +13 años

soplo

Se suele decir que cambiar aquello que funciona mientras funcione no es necesario. Pero es importante pensar que, a veces, las cosas funcionan, pero los resultados se pueden mejorar.  Aunque parece que las metodologías educativas es un campo de los profesionales de la educación, no debemos dejar de lado los principales agentes educativos de los niños, que sois vosotras, las familias.

Es importante estar abiertos a otras maneras de enseñar y aprender

Muchos de los sistemas de enseñanza que llevamos a cabo los profesores en nuestras aulas tienen historia y han dado resultados muy buenos durante décadas. Sin embargo, no por ello debemos dejar de tener interés y motivación por superarnos y lograr mejorar la calidad de enseñanza y el desarrollo más completo de nuestros alumnos.

Existen metodologías abiertas, innovadoras, flexibles, que se adaptan mejor, en ocasiones, a las necesidades de los alumnos y que, a su vez, dan un aire fresco en el aula. Este cambio, por un lado, puede motivar a los alumnos y ayudar a recuperar su atención y, por otro lado, a nosotros, como profesionales, también nos regenera y da fuerzas para seguir la tarea apasionante que es educar, pero que a veces puede llegar a desgastar por la propia monotonía.

Estas metodologías no siempre tienen por qué ser de nueva experimentación, es decir, pueden ser nuevas para nosotros y, por tanto, innovadoras, pero estar ya contrastadas y llevadas a la práctica en diferentes entornos, centros o países.

A pesar de que parece que las metodologías educativas es un campo de los profesionales de la educación, no debemos dejar de lado los principales agentes educativos de los niños, que sois vosotros, los padres. El que estéis informados y formados en los sistemas metodológicos que seguimos en el aula puede facilitar, y mucho, que el éxito de las metodologías en los alumnos y, por tanto, en vuestros hijos, sea mayor. Es interesante que estéis en contacto con el centro educativo y los tutores de vuestros hijos no solo para saber qué desarrollo están llevando o cómo van académicamente en el aula, sino también para que conozcáis esas metodologías y cómo van funcionando.

Una vez que sabemos las metodologías que se están empleando en el aula con nuestros hijos es necesario ser conscientes de que no son perecederas sino que van renovándose y modificándose con el paso del tiempo. Esto es lo que hace que haya innovación, que se esté al día de lo mejor dentro del mundo educativo.

También es importante pensar que no sólo un tipo de metodología es la mejor para enseñar. Cada una tiene sus puntos fuertes y débiles, por lo que es recomendable combinar diferentes metodologías para sacar lo mejor de ellas y, ante todo, lo fundamental es conocer bien a vuestros hijos para saber qué es lo que necesitan y a partir de lo que necesiten, seleccionar las que sean adecuadas a esas necesidades. En este aspecto los padres también necesitáis la ayuda de los profesionales de la educación para guiaros en el método de enseñanza y educativo más adecuado según las características de vuestros hijos.

No tengamos miedo a innovar ni al cambio ya que puede reportar mucho a vuestros hijos y, por el contrario, les privaríamos de oportunidades de desarrollo excelentes.

EXPERTO:

María Campo Martínez

Pedagoga

Licenciada en Pedagogía. Diplomada en Magisterio de Educación Infantil. Asesora de Eduka&Nature.