Vida
Sana

¡Los videojuegos son sanos!

Los videojuegos pueden ser muy beneficiosos si se usan con cabeza

Edad recomendada De 0 a +13 años

Los videojuegos, además de poder ser educativos, también pueden ser sanos ya que hay videojuegos que implican que el niño se mueva y haga ejercicio, así como algunos que inculcan hábitos saludables.

Algunos videojuegos potencian la motricidad y evitan el sedentarismo

Los videojuegos y las consolas no son un mal que haya que evitar, solo un juego más que debe controlarse ya que provoca mucha adicción entre los niños y, usado en exceso, puede causar problemas como sedentarismo, problemas visuales, violencia, etc.

Sin embargo, también pueden aportar muchos beneficios al desarrollo y la salud del niño. Así, existen muchos videojuegos educativos que desarrollan habilidades cognitivas, motoras y espaciales, aumentan la creatividad, aportan conocimientos nuevos, etc.

Y videojuegos que mejoran la salud de los chicos ya que obligan a estar en movimiento constante. Estos videojuegos, que se usan con un mando de movimiento, implican estar de pie y realizar diversos movimientos con los brazos, por lo que es una buena manera de hacer ejercicio y evitar el sedentarismo ya que no se suele jugar a ellos de pie. Muchos son videojuegos que imitan deportes reales, pero los hay de todo tipo (aventuras, fantasía, bailes, etc.).

Jugando a estos videojuegos el jugador gasta casi un 200% más energía que con un videojuego "sentado". Además, aumenta su tasa cardiovascular y utiliza más oxígeno.

Asimismo, hay videojuegos en los que el tema central ayuda a crear hábitos saludables y aprender a comer bien, por ejemplo.

Por eso, es cierto que los videojuegos pueden ser sanos y beneficiosos, pero es necesario saber elegir adecuadamente. Tienes que comprobar que la edad del videojuego es adecuada para tu hijo, así como el tema del mismo. Y recuerda que por mucho tiempo que pase jugando a un videojuego interactivo, nunca será tan sano como salir a correr o saltar a la calle, por lo que debes controlar el tiempo de uso de las consolas y que no exceda de 45 minutos diarios como máximo.

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.