Emociones

Las imágenes violentas de la TV repercuten en el desarrollo emocional del niño

Contenido no apto para niños: cómo explicarles las noticias violentas que salen en la televisión

Edad recomendada De 0 a 7 años

tv

Muchas familias comen o cenan con las noticias de fondo, lo que hace que los niños estén expuestos desde pequeños a todo tipo de noticias impactantes y desagradables, como asesinatos, violaciones, terremotos, atentados… lo cual puede ser muy complicado de explicar a un niño que aún no entiende cómo es posible tanta desgracia y maldad en el mundo.

Los niños no deberían de ver cierto contenido que aparece en los monitores

Las noticias pueden ofrecer mucha más violencia que algunas películas, series y videojuegos, con el añadido de que son imágenes reales. Es complicado lograr que nuestro hijo se abstraiga totalmente de este tipo de noticias y hechos, sobre todo llegado a una edad, por lo que tendremos que saber cómo explicarles por qué ciertas personas, matan, secuestran roban o violan a otras sin que esto le afecte.

Y es que está demostrado que las imágenes de violencia de las noticias repercuten negativamente en el desarrollo emocional y mental de los niños. Así, pueden aumentar su agresividad y hacerlos más tolerantes a la violencia, viéndola como algo habitual y normal. Por el contrario, también pueden reaccionar al revés, haciendo que estas imágenes aumenten su miedo a la vida real, a salir a la calle o a que les ocurra algo similar a lo visto en las noticias. 

Por eso, los expertos recomiendan que los menores de 8 años no vean las noticias ni programas en los que la violencia, real o ficticia, sea frecuente. Y pasada esta edad, se debe ver siempre la televisión con los hijos y controlar lo que ven hasta que sean mayores para poder intervenir y explicar aquellas imágenes o situaciones que nos parezca que pueden causarles dudas o afectar a su pensamiento y comportamiento.

Entre los principales consejos que debemos seguir encontramos:

  1. Controla y limita el tiempo que tu hijo ve la televisión. No se debe ver más de una hora al día.
  2. Coloca dispositivos de control parental en la televisión, ordenador, tablet… todos aquellos dispositivos tecnológicos con acceso a internet para evitar que tu hijo tenga acceso a contenidos no adecuados a su edad.
  3. Evita que tu hijo vea programas no aptos para su edad. No se trata de sobreproteger al niño y hacerle creer que en el mundo no ocurren desgracias, sino evitar que las imágenes violentas formen parte de su imaginario diario.
  4. Cuando veas con tu hijo las noticias u otros programas que hablen sobre temas reales en los que haya imágenes violentas o que muestren un comportamiento inadecuado asegúrate de hablar con él sobre lo que habéis visto, preguntarle si tiene dudas al respecto y hacerle ver que eso muestra solo una parte de la realidad y la sociedad en la que vivimos, pero no todo el mundo es así ni eso es lo único que ocurre en el mundo.
  5. Es importante que tu hijo no tenga miedo a que le pueda pasar algo similar, por lo que debe comprender que esos asesinatos, secuestros, robos o terremotos que aparecen en las noticias no forman parte de la vida diaria de todo el mundo. Es bueno que el niño sepa cómo enfrentarse a ciertos peligros, pero no que tenga miedo a salir a la calle. Explícale qué hacer y cómo actuar si alguien intenta hacerle algo malo, pero sin provocarle miedo.
  6. Muéstrale noticias o imágenes en las que se vea también la bondad y la solidaridad de la gente y cómo existe mucha gente buena y amable que hacen que el mundo sea un lugar mejor. Debe entender que la mayoría de la gente es buena, y no al revés.
  7. Fomenta en tu hijo la empatía y el diálogo para que, ante un problema, elija las soluciones pacíficas en lugar de la violencia. Al final, es cierto que la televisión influye en los hijos, pero la educación diaria de los padres mucho más, por lo que debes centrarte en eso.

EXPERTO:

Compartir en Familia

Redacción

Compartir en Familia es una web divulgativa dirigida en exclusiva a los padres y madres de Santillana Compartir, un proyecto que apunta a la excelencia educativa a través de la integración de contenidos, tecnología y servicios dirigidos a toda la comunidad escolar. Nuestra propuesta educativa, que ya está presente en 13 países de Latinoamérica, se fundamenta en la construcción de un ecosistema educativo que permita mejorar las competencias y habilidades necesarias para los alumnos y alumnas de hoy en día.