Vida
Sana

La merienda perfecta

Esta comida es fundamental para los más pequeños de la casa

Edad recomendada De 0 a 7 años

Los niños deben hacer 5 comidas al día ya que sus estómagos son pequeños y necesitan ingerir cantidades moderadas de comida cada 2 o 3 horas. Una buena merienda les ayuda a aguantar la tarde y a completar los nutrientes necesarios para una dieta sana.

Lácteos, frutas y cereales son los tres grupos básicos de una merienda ideal

Mucha gente piensa que la merienda es una comida prescindible, pero lo cierto es que resulta fundamental en el crecimiento y desarrollo de los niños si se compone de los alimentos adecuados.

Asimismo, repartiendo la comida del día en 5 tomas aseguras la asimilación de los nutrientes y un adecuado desarrollo del organismo a nivel físico y psíquico.

Eso sí, la merienda debe representar el 15% del aporte energético total diario e incluir alimentos sanos y equilibrados. Para que la merienda de tu hijo sea sana debes seguir los siguientes consejos:

  • Incluye alimentos ricos en nutrientes.
  • Intenta que la merienda sea variada, no le des todos los días los mismos alimentos.
  • Evita el consumo de alimentos excesivamente calóricos o ricos en grasas saturadas y azúcares refinados que pueden causar sobrepeso, obesidad, diabetes, etc. Es decir, nada de bollería industrial, refrescos, snacks salados, etc.
  • Los 3 alimentos básicos que deben componer la merienda son frutas, cereales y lácteos.
  • La merienda debe tomarse unas 3 horas después de la comida y unas 3 horas antes de la cena para no interferir en ambas.

Algunas ideas para la merienda

Como decíamos, la merienda debe combinar alimentos ricos en nutrientes de 3 grupos principales:

1- Lácteos (vaso de leche, yogur o queso).

2- Frutas enteras o en zumo, pero natural y sin azúcar.

3- Cereales o frutos secos (en cantidad moderada).

En base a esto, puedes darle a tu hijo las siguientes meriendas:

Lunes: Mini bocadillo de pan integral o medio sándwich, con pavo o jamón cocido y una loncha de queso, y un vaso de leche.

Martes: Manzana, quesitos y un puñado de almendras crudas.

Miércoles: Mandarina y yogur con cereales.

Jueves: Mini bocadillo de pavo, plátano y vaso de leche.

Viernes: Sándwich de pavo con yogur bebido y una pera.

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.