Vida
Sana

La conjuntivitis en niños

Esta enfermedad puede ser infecciosa, alérgica, irritativa o química

Edad recomendada De 0 a 12 años

La conjuntivitis es una enfermedad relativamente frecuente en niños pequeños, especialmente si hablamos de la vírica ya que se contagia fácilmente.

Aunque esta dolencia suele ser muy molesta, también se cura y desaparece rápidamente, por lo que no suele revestir gravedad.

La conjuntivitis es la inflamación de la membrana que cubre la parte blanca del ojo y el interior del párpado (conjuntiva)

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, es decir, de la capa más externa del ojo, la que recubre la zona visible del globo ocular y la parte interior de los párpados.

Puede ser de varios tipos según la causa que la ocasione:

  • Infecciosa: causada por un virus, bacteria u otros gérmenes
  • Alérgica: aparece tras una reacción alérgica (polen, ácaros del polvo, epitelios de animales)
  • Irritativa: causada por un cuerpo extraño en el ojo
  • Químicas: aparece tras el contacto del ojo con alguna sustancia química

La más común es la conjuntivitis infecciosa, que se transmite por contacto directo con gotitas expulsadas al aire por la tos o los estornudos o a través de las manos, toallas, etc. El tiempo de incubación es de entre 2 y 7 días y es una enfermedad bastante contagiosa.

Sus síntomas principales son:

  • Enrojecimiento de la parte blanca del ojo
  • Lagrimeo constante
  • Secreción ocular que puede ser acuosa o purulenta, haciendo que los párpados se peguen unos a otros
  • Gran cantidad de legañas
  • El ojo puede picar o molestar, pero lo normal es que no duela

La duración de la enfermedad varía según el tipo. Las víricas suelen tardar unos 8-10 días, las que son producidas por bacterias menos al administrar antibiótico.

¿Cómo se trata la conjuntivitis?

Para la conjuntivitis vírica no hay tratamiento más que medidas para aliviar las molestias y los síntomas, pero, como todos los virus, se cura sola en unos días. En el caso de la conjuntivitis bacteriana sí hay que administrar antibiótico en forma de colirio o pomada y el niño deja de ser contagioso tras 24 horas de antibiótico.

Además, sea cual sea el tipo de conjuntivitis, se aconseja seguir estas medidas:

1- Limpiar bien las secreciones para evitar más infecciones con suero fisiológico y una gasa, limpiando de dentro hacia fuera con cuidado para quitar el pus y las legañas.

2- Aplicar compresas frías sobre los ojos.

3- Mantener los ojos bien hidratados con lágrimas artificiales.

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.