Aprendizaje

Juguetes educativos en clase

Los juegos son una actividad importante en el aula ya que aportan una manera diferente de aprender

Edad recomendada De 0 a 12 años

Atrás quedaron los años de memorizar textos sin más o de aprender listados interminables. Ahora la educación trata de enseñar a los chicos a encontrar sus propias respuestas, a saber dónde buscar la información que necesitan y cómo usarla. Además, se utilizan técnicas y lenguajes más cercanos para favorecer el interés y la pasión por aprender. Es el caso del juego o los juguetes educativos.

La educación evoluciona introduciendo nuevas metodologías que se acercan a los estudiantes

A la mayoría de niños no les gusta ir al colegio. Les parece aburrido y que no sirve para nada. Pero, en muchos casos, esa actitud está empezando a cambiar porque cada vez son más los docentes y los centros que intentan acercarse a sus estudiantes de una manera diferente para conseguir que les guste aprender y que se interesen por las diferentes materias.

Y es que hay un cambio fundamental en la enseñanza al pasar de la educación infantil a la primaria. Hasta los 6 años, los niños juegan, cantan y realizan diferentes actividades de manera más amena y divertida, por lo que a todos les encanta ir a clase. Pero llega la educación obligatoria y las cosas cambian. Todo se vuelve más memorístico y aburrido, cuando la educación puede seguir siendo algo apasionante si sabemos plantearla de manera entretenida, valiéndonos de experimentos o de juegos.

Los juegos pueden considerarse una actividad más dentro de clase dado que sirven para enseñar de una manera diferente pero muy válida. Además, aportan descanso y recreación al estudiante, haciendo que las horas lectivas se hagan más amenas y que la mente del niño siga concentrada en lo que se está haciendo en el aula.

Por eso existen los juegos didácticos para casa, que sirven para que los niños aprendan a la vez que se divierten. Esta misma idea es la que se está trasladando al aula de muchos centros educativos, que tratan de llevar una metodología más moderna y adaptada a los nuevos tiempos. Así, los chicos tienen la percepción de que aprender es fácil y divertido. Además, los juegos también fomentan en los niños la creatividad, el deseo de participar, el respeto, atender y cumplir reglas, la comunicación, el trabajo en grupo, etc.

En cuanto a los juguetes educativos más apropiados para el colegio, dependerán de la edad de los chicos y de las materias que se quieran enseñar, pero casi cualquier juego puede convertirse en educativo si sabemos cómo aprovecharlo.

Hay juegos para aprender los colores, los números, operaciones matemáticas… pero también algunos que sirven para realizar experimentos sencillos, resolver problemas, juegos de preguntas y respuestas… Pueden ser juegos comprados o se pueden hacer en clase, lo cual aporta un incentivo extra. Lo importante es hacer ver a los niños que aprender puede ser muy divertido.

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.