Aprendizaje

Juegos para estimular la memoria

La memoria se desarrolla a medida que crece el cerebro

Edad recomendada De 0 a 3 años

La memoria de los bebés es limitada pero, aunque parezca que no son capaces de recordar nada en sus primeros meses de vida, lo cierto es que las neuronas encargadas de la memoria comienzan a formarse en el último trimestre de embarazo.

Por eso es importante que se estimule al niño con juegos y actividades que le ayuden a fortalecer la capacidad memorística. Te proponemos un listado de recomendaciones para poner en práctica en casa. 

Para ejercitar la memoria del bebé, existen muchos juegos y actividades que puedes llevar a cabo

Eso significa que, cuando un bebé nace a término, es capaz de recordar cosas que ha vivido dentro del útero materno; por eso reconoce la voz de sus papás, al recuerda de esos meses.

Sin embargo, es cierto que su memoria en estos primeros meses es muy limitada. Funciona sobre todo lo que los neurólogos llaman “memoria útil”, es decir, aquella que le permite adaptarse a las rutinas y sobrevivir. Es una memoria de muy corta duración.

Pero a medida que el bebé crece, su memoria se va desarrollando a la vez que lo hace su cerebro y cada vez irá almacenando más recuerdos y durante más tiempo. Para conseguir que su memoria tenga la mayor capacidad posible, es conveniente que le ayudes a fortalecerla con estos juegos:

  • El cucú-tras o esconder diversos objetos tras un pañuelo o en las manos y sacarlos de repente.
  • Los puzles favorecen la memoria visual y espacial.
  • Los juegos de apilar y las torres también fortalecen la memoria visual y espacial.
  • Los cuentos o canciones repetidos. No temas contarle la misma historia una y otra vez o cantarle siempre las mismas canciones, eso justo es lo que le gusta al bebé ya que le aporta seguridad y favorece su memoria. Verás cómo pronto se los conoce y dice palabras él mismo.
  • Todos los juegos de causa y efecto ayudan a fortalecer la memoria.
  • Dale libros adaptados a su edad y enséñale cómos e llama cada objeto. Cuando se lo hayas repetido varias veces, podrás preguntarle “¿Dónde está la flor?”, y te la señalará.
  • Enséñale fotos de vuestra familia y dile el nombre de cada uno. Igualmente, cuando sea un poco mayor podrás preguntarle tú dónde está Juan para que lo señale en la foto.
  • Cuando sepa hablar, hazle preguntas a diario sobre lo que ha hecho o comido para que se esfuerce en recordarlo.
  • Y, por último, existen muchos juegos para niños a partir de 2 años que fortalecen la memoria, como los memory card, los juegos de mesa, las sopas de letra o los sudokus para niños un poco mayores.

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.