Aprendizaje

La importancia de escuchar a nuestro hijo a la hora de elegir sus actividades

Este tipo de acciones influyen en la evolución de su desarrollo

Edad recomendada De 4 a +13 años

actividad

Elegir la actividad correcta muchas veces no resulta sencillo ya que no sabemos en qué basarnos. A menudo nos preguntamos: ¿Cómo deben escogerse las actividades extraescolares: en función de las preferencias del niño, de las pretensiones de la familia y de su logística? No te pierdas este artículo que te ayudará a decidir con tu hijo lo mejor.

La actividad elegida no debe ser una imposición de la familia

Presentamos estos consejos básicos para elegir correctamente:

1. Motivación

El niño debe estar motivado para realizar la actividad extraescolar; no debe ser una imposición de los padres basándose en sus propios gustos o intereses, o incluso en lo que desearon hacer en su infancia sin conseguirlo.

2. Intereses

Hay que escuchar los gustos del niño a la hora de planificar sus actividades extraescolares, aunque no siempre se puedan atender exactamente sus preferencias. Lo ideal es que las actividades sean consensuadas por padres e hijos.

3. Frecuencia

Es importante no saturar la agenda del niño con infinidad de cursos y clases extraescolares (no más de tres días a la semana). Además de este tipo de actividades, cada día debe tener tiempo para descansar, jugar, estar en familia y hacer sus deberes. Eso sí, es importante que haya un compromiso por parte del niño acerca del tiempo mínimo que va a asistir a dicha actividad.

4. Asesoramiento

Sus profesores, con los que pasa gran parte del día y que saben cómo se desenvuelve y aprenden clase, pueden recomendarte qué actividades son más acordes para él y le ayudarán más en su desarrollo.

5. Concepto

Las actividades extraescolares contribuyen al adecuado desarrollo integral del niño, por lo que no es recomendable considerarlas como moneda de cambio para posibles premios o castigos. Han de tener importancia por sí mismas y el niño debe entenderlo así, por lo que no se aconseja prescindir de ellas en caso de mal comportamiento ni, el extremo opuesto, obligar al niño a asistir a alguna como forma de castigo.

Principales actividades extraescolares:

1) Actividades deportivas

Una forma excelente de luchar contra el sedentarismo y la obesidad infantil. Entre los deportes más adecuados para niños encontramos:

  • Deportes de equipo: fútbol, baloncesto, voleibol, etc. En el plano físico, desarrollan la velocidad, los reflejos, la fuerza, la agilidad… En el plano de los valores fomentan el compañerismo, la tolerancia, el respeto a las reglas. Perfectos para niños introvertidos.
  • Artes marciales: judo, kárate, etc. Mejoran la coordinación, la fuerza, la velocidad o la flexibilidad. Perfectas para niños inquietos y agresivos ya que sirven para dominar los impulsos. También son muy recomendables para niños tímidos al aumentar su autoestima.
  • Individuales: Tenis, gimnasia rítmica, patinaje… Mejoran la coordinación, el movimiento, los reflejos, etc. El tenis ayuda a descargar la agresividad. Son deportes que fomentan la superación y la capacidad de sacrificio.

2) Idiomas

Hoy en día es esencial hablar varios idiomas, por lo que cuanto antes se empiece con su aprendizaje, mejor. Está comprobado que hasta los 7 años el cerebro tiene una mayor plasticidad y capacidad para aprender varias lenguas a la vez. Además, aprender pronto un segundo idioma favorece el aprendizaje posterior de un tercero, cuarto, etc.

Ser bilingüe o políglota, no solo es beneficioso para el futuro laboral del niño; también contribuye a su desarrollo intelectual y favorece las relaciones personales. Ideal para niños tímidos.

3) Actividades artísticas

Favorecen la imaginación, la capacidad de superación… son aptas para espíritus creativos.

  • Danza, ballet, baile: Fomenta la agilidad, la flexibilidad, el conocimiento del propio cuerpo… Favorecen la sociabilidad, la disciplina, la memoria.
  • Teatro, escritura: Desarrollan la mente, la capacidad creadora, la comunicación, las relaciones sociales… El teatro es perfecto para niños introvertidos, aunque puede costarles al principio.
  • Artes plásticas (pintura, escultura, fotografía): Fomentan la creatividad, la imaginación, la motricidad fina, la expresión plástica. Perfectas tanto para niños introvertidos como extrovertidos.
  • Música: Desarrolla la memoria, el sentido del oído, la capacidad de atención, la superación, el sacrificio. La música es perfecta para niños ordenados, maduros, exigentes consigo mismos, meticulosos.

 

EXPERTO:

Adriana Gutiérrez Arévalo

Psicóloga

Psicóloga Clínica, egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México.