Aprendizaje

Los deberes en vacaciones

Lo más importante es averiguar qué tareas son las más importantes para realizar durante las vacaciones

Edad recomendada De 4 a +13 años

El verano es para descansar y recargar las pilas, de eso no hay duda. Y muchos padres piensan que, al igual que los adultos debemos desconectar totalmente durante las vacaciones, los niños tampoco deben hacer deberes. Sin embargo, los expertos recomiendan que hagan algo para que la vuelta al cole sea menos dura, aunque siempre divertido y diferente a las tareas del curso escolar.

Muchos padres manifiestan dudas sobre este tema, sobre todo sin han aprobado todo

Quién no se acuerda de esos libros de Vacaciones Santillana que paseábamos por la playa y el pueblo para hacer cada día una página? Antes, era habitual mandar a los niños hacer durante el verano alguno de estos libros que, con juegos y actividades divertidas, ayudaban a repasar lo aprendido durante el curso para que la vuelta al colegio en septiembre fuera menos dura y no se olvidara todo lo aprendido.
Sin embargo, desde hace unos años muchos padres se plantean si esto no es malo para el niño y es mejor dejarle desconectar totalmente y no hacer nada de nada durante las vacaciones más que divertirse y disfrutar. No obstante, los expertos recomiendan que, aunque el niño haya aprobado y sacado buenas notas, realice alguna actividad relacionada con el colegio y el aprendizaje para que no se olviden los conceptos aprendidos durante el año. Eso sí, estas actividades deben ser entretenidas y distintas. Por ejemplo, acudir a un museo, a talleres infantiles, visitas culturas, al teatro, leer libros, dibujar, hacer manualidades o juegos en los que se repasen algunos conceptos como los números, vocabulario, reglas de ortografía, etc. Hay miles de opciones divertidas y distintas.
Otra buena idea es comprar alguno de esos libros de vacaciones de los que hablábamos antes ya que son libros muy completos y entretenidos repletos de pasatiempos, adivinanzas, juegos, cuentos… con los que repasar de forma divertida.
Además, es conveniente que sigas una serie de consejos relacionados con los “deberes” veraniegos:
- La cantidad de tareas y la intensidad dependerá de las notas del niño. Si suspendió alguna asignatura o la aprobó por los pelos es importante que ponga más ahínco en ella para que el año siguiente resulte más sencillo. Muchos centros escolares han quitado los exámenes de septiembre, por lo que ya no deberá estudiar para recuperar, pero aun así debería hacer hincapié en esa asignatura. Si todavía tiene exámenes en septiembre, las últimas semanas debe dedicarlas a estudiar.
- El verano es muy largo y da para mucho. Deja que los primeros 15 días el niño solo descanse y no haga nada de nada. Luego ya podrá empezar con estas divertidas tareas (a no ser que él quiera empezar antes porque se aburre).
- No hace falta que le dedique más de 30 minutos al día, y los fines de semana hay que descansar igual que durante el curso (a no ser que se trate de excursiones o visitas culturales).
- Es conveniente fijar un horario para las tareas para que así los niños sepan cuándo tienen que sentarse a leer, escribir un cuento o dibujar. Un buen momento es justo después de desayunar.

 

EXPERTO:

Compartir en Familia

Redacción

Compartir en Familia es una web divulgativa dirigida en exclusiva a los padres y madres de Santillana Compartir, un proyecto que apunta a la excelencia educativa a través de la integración de contenidos, tecnología y servicios dirigidos a toda la comunidad escolar. Nuestra propuesta educativa, que ya está presente en 13 países de Latinoamérica, se fundamenta en la construcción de un ecosistema educativo que permita mejorar las competencias y habilidades necesarias para los alumnos y alumnas de hoy en día.