Emociones

Diferencias entre niños y niñas… ¿reales o educacionales?

Desde que nacen, niños y niñas presentan ciertas diferencias físicas y de desarrollo

Edad recomendada De 0 a +13 años

Diferencias entre niños y niñas… ¿reales o educacionales? - Compartir en Familia

El sexo de una persona condiciona su identidad en muchos aspectos. Algunos de estos vienen determinados por las diferencias, tanto físicas como mentales, que realmente existen entre niños y niñas; pero otros, por las diferencias culturales y educacionales que marca la sociedad.

Diferentes sexos pero la misma educación

Diferencias reales entre niños y niñas

- Físicas: Las diferencias anatómicas y externas son obvias, sobre todo al llegar a la pubertad, pero ya desde pequeños los niños enseguida son conscientes de que el aparato genital no es igual en unos y otros.

- Desarrollo cerebral: No significa que las niñas sean más listas que los niños, depende de cada persona, pero sí es verdad que las áreas del hemisferio izquierdo, las destinadas al lenguaje y al pensamiento, están más desarrolladas en el cerebro de las niñas, por lo que ellas suelen empezar a hablar antes. Asimismo, la corteza cerebral se desarrolla antes en las niñas.

- Inteligencia emocional: Otra diferencia curiosa es que los dos hemisferios cerebrales están ya conectados en las niñas cuando nacen, mientras que en los niños esta conexión tarda unos 9 meses en producirse. Esto hace que las niñas suelan ser más sensibles y empáticas. También potencia sus habilidades lectoras.

- Algo en lo que los niños superan a las niñas es en la visualización espacial.

Diferencias educacionales

Además de estas diferencias demostradas, hay otras muchas educacionales y culturales que hacen que niños y niñas piensen distinto desde pequeños y tengan gustos diferentes. Casi todos compramos muñecas a las niñas y coches a los niños; damos por hecho que a las chicas les gusta vestirse y maquillarse y a los chicos jugar al fútbol; o que ellas son siempre más estudiosas y ellos sacan peores notas.

Todas estas ideas preconcebidas afectan al desarrollo y a la relación que surge entre ellos desde niños y puede provocar situaciones de injusticia o violencia, por lo que debemos tratar de educarles en igualdad.

Algunos consejos

- Las tareas de la casa son cosa de todos y todos pueden hacer lo mismo, dependen de su edad y capacidades, no de su género (no por ser niña va a planchar o coser mejor).

- Hay que evitar juguetes sexistas y violentos.

- Tampoco deben usarse estereotipos a la hora de hablar, como “los niños no lloran” o “las niñas no tienen orientación” ya que predeterminan la manera de ver al otro.

- La pareja debe educar en el ejemplo y tratarse con igualdad y respeto siempre.

- Serán de gran ayuda en materia educativa los libros, películas u otros contenidos que enseñen igualdad. 

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.