Tecnología

Desarrolla el potencial de tu hijo con la Neurociencia

Al nacer se produce un gran desarrollo de conexiones neuronales que conformarán la base de las funciones anatómicas

Edad recomendada De 0 a +13 años


Saber cómo funciona el cerebro de los niños y cómo les afecta el medio que les rodea es el objetivo de la neuroeducación infantil, una disciplina de reciente aparición que agrupa conocimientos neurocientíficos, psicológicos y educativos. Pero, ¿qué debemos saber los padres y madres para facilitar el proceso de aprendizaje de nuestros hijos y disminuir los factores de riesgo? 

El cerebro empieza a construirse a los 16 días de gestación

¿Por qué es importante saber cómo funciona el cerebro?

Los estudios científicos han demostrado que una buena estimulación temprana produce cambios profundos en el cerebro que ayudan a mejorar los procesos de aprendizaje. En este sentido, los padres tienen el rol fundamental de proporcionar a los niños los recursos y experiencias adecuadas para ello.

¿Cuándo hay que empezar a estimular el cerebro de los niños?

El cerebro es plástico (es decir, tiene la capacidad de adaptarse, de aprender y de superar las limitaciones del entorno) a lo largo de todo el ciclo vital, pero lo es cada vez menos a medida que avanza la edad. Aunque sabemos que el cerebro humano comienza su construcción a los 16 días de gestación y que ya absorbe información de lo que le rodea, la infancia y la niñez son las etapas que van a marcar el periodo más significativo en la formación del ser humano, ya que en ellas se asientan todos los cimientos para los aprendizajes posteriores.

Desde el nacimiento, el cerebro ya necesita de un entorno estimulante que además esté potenciado por el cuidado y la responsabilidad de los adultos, siendo los padres  fundamentales para determinar, en gran medida, la capacidad de aprender de los niños.

Cuidados y experiencias que tienen efectos directos en la estructura y función del cerebro

Los estudios científicos demuestran que la primera infancia (desde el nacimiento hasta los 6 años) y la niñez (desde los 6 hasta los 12 años) son etapas cruciales que requieren de unos cuidados y de unas experiencias tempranas esenciales que permitan construir en el cerebro infantil pilares sólidos para una adecuada enseñanza futura:

NUTRICIÓN. El cerebro de los niños requiere de una dieta equilibrada para cumplir con las funciones cerebrales esenciales y protegerse del estrés oxidativo. La desnutrición en la primera infancia provoca:

  • Dificultades en el desarrollo cognitivo (afecta a la atención, la memoria y al desarrollo motor), disminuyendo la capacidad de aprendizaje.
  • Problemas de conducta.
  • Dificultades para socializar.

SUEÑO. Los niños deben dormir las horas indicadas para su edad, ya que el sueño desempeña un papel destacado en el aprendizaje:

  • Permite el afianzamiento y consolidación de los aprendizajes realizados durante el día (fase REM).
  • Ayuda a mantener los niveles de atención sostenida durante el día y favorece un buen estado de ánimo.

EXPERTO:

Aroa Caminero Ruiz

Psicóloga

Psicóloga Clínica de la Universidad Autónoma de Madrid con certificado de Psicólogo General Sanitario.

Tips