Emociones

Cuentos para aprender a decir NO al abuso sexual

Algunos relatos son una eficaz herramienta para detectar y prevenir el abuso de menores

Edad recomendada De 4 a +13 años

El abuso sexual infantil es un tema tan duro que a los padres les resulta difícil abordarlo delante de sus hijos, sobre todo si son muy pequeños. Pero es necesario educar a los niños en este sentido para evitar que sean víctimas del maltrato. Una forma de hacerlo es a través de cuentos como estos que os proponemos.

Existen cuentos para todas las edades

Lo más importante es que nuestros hijos sepan reconocer qué es un abuso sexual y aprendan a negarse ante tal circunstancia. Y esto, que para un adulto puede parecer obvio, no es tan sencillo en el caso de los niños, más aún cuando son muy pequeños y por tanto, tremendamente vulnerables e inocentes. Porque la mayoría de las veces estos abusos se cometen en el entorno más cercano del niño y el abusador suele ser alguien en quien confía: un tío, el abuelo, un vecino, un profesor o un amigo de la familia.

Qué es lo que está permitido que otras personas hagan con su cuerpo y qué no es lo primero que un niño tiene que aprender; porque si no es capaz de diferenciar un abrazo de un tocamiento en su zona genital, por ejemplo, jamás verá esto como un acto abusivo y será más fácil que su abusador pueda tenerle sometido durante tiempo sin que el niño lo denuncie ni nadie se percate de ello.

Cuando un niño aprende que hay cosas que no le pueden hacer los mayores, por mucha confianza que tengan con él o mucho sea el “cariño” que le demuestran, es más fácil que reconozca un acto abusivo de este tipo y tenga el valor de incomodarse, negarse, ponerlo en conocimiento de sus padres o, al menos, impedir que el adulto abuse de él. Por tanto, el niño tiene que tener información al respecto y saber que un abuso sexual es algo tan grave como un maltrato físico, aunque el adulto le intente convencer de que sólo es una muestra más de su amor por él.

Pero, ¿cómo tratar este complicado tema con niños pequeños sin ser explícitos, sin pervertir su infancia o sin generarles un exceso de desconfianza? Una buena forma de hacerlo es a través de los cuentos escritos a tal efecto por expertos, que enseñan a los niños cómo actuar ante situaciones de este tipo utilizando ilustraciones y un lenguaje sencillo y directo.

Un cuento para cada edad

-Kiko y la mano: para niños muy pequeños.

En este cuento ilustrado, dos personajes, Kiko y una enorme mano, van mostrando a los niños qué tipo de contactos están permitidos entre ambos y cuáles no. Y es que Kiko tiene una regla basada en tres ideas fundamentales: su cuerpo sólo le pertenece a él; existen secretos buenos y malos; y también existen formas de tocar buenas y malas.

Un cuento que, como se explica en su contraportada, es una “guía sencilla para padres, madres y educadores que desean ayudar a los niños y niñas a evitar el contacto físico inadecuado, a saber cómo reaccionar en caso de que una situación les incomode y a quien dirigirse para pedir ayuda”.

-Ojos verdes: para niños de 6 a 12 años.

Cuenta la historia secreta que mantienen un niño y su vecino adulto. Escrito por la psicóloga Luisa Fernanda Yágüez, este cuento “ofrece a padres y madres una herramienta lúdica para fomentar el diálogo con sus hijos e hijas de 6 a 12 años sobre la prevención del abuso sexual, enseñándoles las habilidades, conceptos y valores necesarios para poder enfrentarse a situaciones de riesgo, saber pedir ayuda a los adultos responsables de su protección y crecer con una idea sana de las relaciones y de la sexualidad”.

-Estela grita muy fuerte: para niños a partir de 6 años.

El cuento, escrito por la profesora de literatura Isabel Olid y bellamente ilustrado por Martina Vanda, muestra a Estela, su protagonista, en dos escenarios diferentes que involucran maltrato o abuso con personas cercanas: el primero es sobre maltrato físico con su mejor amiga del colegio y el segundo sobre abuso sexual con un tío carnal. "Una excusa para que niños y niñas, y mayores, entablen un diálogo sobre el derecho de cualquier persona a decir NO ante situaciones que nos disgustan o hacen daño", señala la autora.

-Ni un besito a la fuerza: Para niños entre 6 y 10 años.

Tiene como objetivo colaborar educativamente en la prevención de la violencia sexual a menores. Escrito por Marion Bebes e ilustrado por Lydia Sandrok, enseña a niños y niñas a decir NO a las relaciones no queridas. El cuento tiene una segunda parte, titulada Ni un abrazo a la fuerza.

-Cata y Benja: para niños de todas las edades.

Una serie de tres cuentos, dirigidos a niños de diferentes edades, publicados en 2012 por el gobierno chileno como guía de prevención del abuso sexual infantil.

Cata, Benja y su Hada Madrina, destinado a niños menores de 6 años, que enseña los límites de las demostraciones de cariño de una persona de confianza.

Cata, Benja y Pincho, para niños entre 6 y 12 años, explica lo que significa el abuso sexual, que no deben existir secretos con adultos y que siempre deben contar a sus padres aquello que les molesta.

Cata y Benja online, destinado a adolescentes, explica los abusos que se pueden cometer a través de Internet y cómo evitar exponerse de forma online ante desconocidos. 

EXPERTO:

Pepa Benavent

Periodista

Licenciada en Periodismo y Publicidad y experta en comunicación corporativa, marketing, organización de eventos y relaciones institucionales.