Vida
Sana

¿Cuándo empiezan a andar los bebés?

Así es como los bebés empiezan a dar sus primeros pasos

Edad recomendada De 0 a 3 años

En torno a los 12 meses los bebés comienzan a dar sus primeros pasos. Primero agarrados de la mano de sus papás y, un poco más tarde, solitos. En un momento muy importante en el desarrollo de los niños.

¿Sabes cómo estimular a tu bebé para ayudarle a caminar?

Evolución de sus primeros pasos

8-9 meses: Comienza a gatear. Este es un avance fundamental en su motricidad y le da independencia para moverse solo por donde quiera.

10 meses: Es capaz de levantarse solo agarrado a un mueble o a algo.

11 meses: Comienza a caminar cogido de tu mano. También puede andar solo si se agarra a un correpasillos, a la pared o a los muebles.

13 meses: Consigue caminar solo, sin agarrarse a nada y sin ayuda.

18 meses: Controla el proceso de andar e incluso puede cambiar de sentido, andar de lado o hacia atrás.

24 meses: Comienza a correr.

Recuerda que estas son pautas generales de desarrollo, algunos alcanzan estos hitos un poco antes y otros un poco después, pero no pasa nada mientras siga su propio ritmo.

Además, ten en cuenta que al principio todos los bebés andan con las piernas separadas y los pies hacia fuera para equilibrarse, lo que hace que se balanceen ligeramente hacia los lados. Gradualmente irá mejorando ese proceso y empezará a andar con las piernas juntas, los pies en paralelo y usando los brazos para equilibrarse.

Es normal que los primeros meses se caiga muchas veces, pero generalmente colocan muy bien las manos y rara vez se hacen mucho daño. Ten cuidado y evita lugares peligrosos.

¿Cómo estimular sus primeros pasos?

  • Sitúate detrás de él, coge sus manos y empújalas hacia delante para que el niño comience a andar. Verás cómo va echando la pierna hacia delante y dando pasitos.
  • Coloca una silla a vuestro lado y ofrécele un juguete pero sin que llegue a tocarlo, obligándole a agarrarse a la silla y a ponerse de pie para cogerlo.
  •  Llena un cajón de una cómoda que quede a su altura de pie de juguetes y déjalo abierto para que los saque y los meta estando de pie. Cierra luego el cajón para que se ponga de pie de nuevo para abrirlo.
  • Realiza estos y otros ejercicios parecidos cuando el niño esté alerta y no tenga hambre ni sueño. Para en el momento que se canse.
  • Nunca fuerces su desarrollo, se trata de estimularle, pero dejando que lo haga a su aire.

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.