Vida
Sana

Competir al aire libre: no siempre hay que dejar ganar a tus hijos

Los niños que no saben perder tienen baja tolerancia a la frustración

Edad recomendada De 4 a 12 años

A nadie le gusta perder, pero a los niños les cuesta aún más porque tienen muy baja tolerancia a la frustración, es decir, a no conseguir lo que quieren, lo que hace que se enfaden muchísimo cuando pierden. Aprovecha las competiciones juntos para enseñarles a perder.

Enseña a tus hijos a aceptar la derrota

Cuando jugamos con niños a algo, ya sean juegos de mesa o partidos de fútbol, tratamos siempre de dejarles ganar para que no se enfaden ya que algunos niños y niñas tienen muy mal perder y pueden sentirse molestos y frustrados sino salen vencedores..

Por eso, casi todos los padres nos dejamos ganar cuando hacemos alguna carrera o competición con ellos. Pero eso es una idea muy mala ya que los niños que no aprenden a saber perder de pequeños, tendrán problemas de adultos cuando no consigan algo.

Así que debemos enseñar a nuestros hijos a reconducir ese tipo de conducta y manejar esa rabia para no sentirse mal ellos mismos ni tener problemas con aquellos con los que pierda. ¿Cómo? Siguiendo estas pautas:

  • Trabaja la inteligencia emocional con él desde pequeño para que aprenda a conocer y manejar sus emociones, tanto las positivas como las negativas.
  • No hace falta que pierda siempre, puedes dejarle ganar alguna vez para que se sienta motivado, sienta la alegría de ganar y quiera seguir mejorando.
  • Es importante que el niño se acostumbre a las negativas en cualquier parcela de su vida, no solo en el juego. Cuando te pida algo que no le puedas conceder, dile claramente 'no' de manera firma y no cedas. Así irá aprendiendo que no siempre se logra lo que se quiere. Acompaña esa negativa con una clara explicación para que comprenda mejor por qué suceden las cosas.
  • Si se siente mal por haber perdido, apóyale y hazle ver que no pasa nada, todos perdemos alguna vez, lo importante es participar, pasarlo bien y superarnos día a día.
  • Sé un buen ejemplo, cuando pierdas en algo, no te pongas como un loco. Acéptalo racionalmente.

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.