Aprendizaje

¿Cómo mejorar el rendimiento escolar?

Te damos las claves para que tus hijos realicen un estudio eficaz

Edad recomendada De 4 a +13 años

En ocasiones los padres se asombran de que sus hijos saquen malas notas a pesar de pasarse horas estudiando. En estos casos, hay que analizar cómo es el estudio del chico o la chica ya que es posible que no esté aprovechando correctamente esas horas.

La motivación es fundamental para sacar buenas notas

Estudiar no consiste simplemente en ponerse delante de un libro y pasarse allí horas sentado, es necesario entender y aprehender todos los conceptos e ideas para poder responder con éxito a las preguntas del examen e interiorizar esos conocimientos nuevos para el futuro.

Por lo tanto, es posible que, si tu hijo estudia muchas horas y saca malas notas, realmente no esté estudiando o no lo haga correctamente, sino que pierda tiempo, se distraiga o no consiga interiorizar esas ideas porque no estudia de manera adecuada.

A continuación, os damos 10 ideas para mejorar el rendimiento escolar de los niños elaboradas por la psicóloga Silvia Álava:

  1. Motívale. La motivación es fundamental para que los niños quieran estudiar y aprender, pero la mayoría de las veces no se sienten así. Demuéstrale que él o ella es capaz de aprender y sacar buenas notas sin problemas, sobrándole incluso tiempo para disfrutar de tiempo libre.
  2. Establece una rutina de trabajo separada de la diversión. Tiene que entender que es importante hacer todos los días un pequeño esfuerzo para poder sacar buenas notas.
  3. No hagas sus deberes. Debe hacerlos solo para que le sirvan de aprendizaje y para desarrollar su autonomía y responsabilidad. Puedes ayudarle si hace falta, pero no hacerlo por él o ella.
  4. Crea un espacio de estudio adecuado, siempre el mismo, sin distracciones y con luz y los materiales necesarios.
  5. Establece un horario fijo para hacer los deberes y estudiar, que puede variar ligeramente según la carga de trabajo diaria.
  6. Las actividades extrae4scolares son beneficiosas y completan su currículo, pero no deben suponer una sobrecarga de trabajo ya que los niños necesitan también tiempo libre para jugar.
  7. Potencia las virtudes de tu hijo y proponle retos que le ayuden a superar sus defectos.
  8. Si suspende algún examen pero ha estudiado y se ha esforzado, no le castigues. Reconoce su trabajo y buscad el problema para resolverlo para la siguiente vez.
  9. Enseña a tu hijo diferentes técnicas de estudio como hacer resúmenes, esquemas o preguntarle en voz alta. Fíjate en cuál le sirve más.
  10. En época de exámenes, es importante que el niño vaya con confianza, piense en positivo y esté relajado y tranquilo para afrontar con éxito todas las pruebas.

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.