Aprendizaje

¿Cómo elegir las actividades extraescolares de nuestros hijos?

Sus beneficios pueden desaparecer si sobrecargamos su agenda

Edad recomendada De 4 a 12 años


Después de asistir a la escuela, inscribir a los niños a alguna actividad extraescolar es una excelente oportunidad para desarrollar destrezas en algunos casos muy diferentes a las que se adquieren en clase.

Es importante escuchar los intereses del niño

Las actividades extraescolares tienen en sí numerosos beneficios en la evolución del desarrollo del niño, ya que proporcionan un nuevo ámbito para las relaciones sociales del pequeño y le ayudan a ser más independiente, a la vez que elevan su autoestima por los logros conseguidos. Sin embargo, elegir la actividad correcta muchas veces no resulta sencillo ya que no sabemos en qué basarnos. A menudo nos preguntamos: ¿Cómo deben escogerse las actividades extraescolares: en función de las preferencias del niño, de las pretensiones de los padres, de la logística familiar? Para ayudar a escoger, presentamos estos consejos básicos para elegir correctamente:

1. Motivación

El niño debe estar motivado para realizar la actividad extraescolar; no debe ser una imposición de los padres basándose en sus propios gustos o intereses, o incluso en lo que desearon hacer en su infancia sin conseguirlo.

2. Intereses

Hay que escuchar los gustos del niño a la hora de planificar sus actividades extraescolares, aunque no siempre se puedan atender exactamente sus preferencias. Lo ideal es que las actividades sean consensuadas por padres e hijos.

3. Frecuencia

Es importante no saturar la agenda del niño con infinidad de cursos y clases extraescolares (no más de tres días a la semana). Además de este tipo de actividades, cada día debe tener tiempo para descansar, jugar, estar en familia y hacer sus deberes. Eso sí, es importante que haya un compromiso por parte del niño acerca del tiempo mínimo que va a asistir a dicha actividad.

4. Asesoramiento

Sus profesores, con los que pasa gran parte del día y que saben cómo se desenvuelve y aprenden clase, pueden recomendarte qué actividades son más acordes para él y le ayudarán más en su desarrollo.

5. Concepto

Las actividades extraescolares contribuyen al adecuado desarrollo integral del niño, por lo que no es recomendable considerarlas como moneda de cambio para posibles premios o castigos. Han de tener importancia por sí mismas y el niño debe entenderlo así, por lo que no se aconseja prescindir de ellas en caso de mal comportamiento ni, el extremo opuesto, obligar al niño a asistir a alguna como forma de castigo.

Principales actividades extraescolares:

1) Actividades deportivas

Una forma excelente de luchar contra el sedentarismo y la obesidad infantil. Entre los deportes más adecuados para niños encontramos:

  • Deportes de equipo: fútbol, baloncesto, voleibol, etc. En el plano físico, desarrollan la velocidad, los reflejos, la fuerza, la agilidad… En el plano de los valores fomentan el compañerismo, la tolerancia, el respeto a las reglas. Perfectos para niños introvertidos.
  • Artes marciales: judo, kárate, etc. Mejoran la coordinación, la fuerza, la velocidad o la flexibilidad. Perfectas para niños inquietos y agresivos ya que sirven para dominar los impulsos. También son muy recomendables para niños tímidos al aumentar su autoestima.
  • Individuales: Tenis, gimnasia rítmica, patinaje… Mejoran la coordinación, el movimiento, los reflejos, etc. El tenis ayuda a descargar la agresividad. Son deportes que fomentan la superación y la capacidad de sacrificio.

EXPERTO:

Adriana Gutiérrez Arévalo

Psicóloga

Psicóloga Clínica, egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México.  

Tips