Emociones

¿Cómo conseguir que los hermanos se lleven bien?

Para que se lleven bien, es necesario que no haya celos y que jueguen juntos

Edad recomendada De 0 a +13 años

Todos los padres, al pensar en la relación de sus hijos, ven una imagen idílica en la que juegan juntos, se ríen, se ayudan y se llevan bien toda la vida. Sin embargo, a veces, no es tan sencillo conseguir que se lleven bien.

Una buena relación de pequeños asegura el futuro

Es normal que los hermanos se peleen de pequeños, pero no debemos permitir que esas rencillas habituales vayan más allá ni estropeen su relación. Lograr que se lleven bien tanto de pequeños como de mayores depende fundamentalmente de la educación que les demos sus padres y de la relación que fomentemos en ellos. Por lo tanto, depende sobre todo de nosotros:

  • Evita los celos. Debes tener en cuenta los sentimientos de cada uno de ellos y dedicar el mismo tiempo a los dos para evitar que uno se sienta menos querido.
  • Edúcalos de la misma forma pero teniendo en cuenta sus diferencias.  Es complicado, pero debes conseguir que las normas y límites sean los mismos, pero adaptados a su edad, sus capacidades y las circunstancias concretas. Hay que tratarlos de forma diferente ya que ellos no son iguales y sus gustos y reacciones son distintas, pero sin caer en injusticias. Nada fácil, lo sabemos.
  • Nunca los compares. No debes crear rivalidades entre ellos, ni decir que uno es más rápido que otro ni alentar la competencia entre ellos. Debes evitar esa actitud en ti y en el resto de la familia.
  • Controla las peleas y discusiones. Es normal que los hermanos se peleen por cualquier nadería, pero deben ser peleas sin importancia que se resuelvan solas en poco tiempo y que no den lugar a enfados graves. Debes enseñarles a resolver sus problemas hablando, a perdonarse y a pedir perdón y, sobre todo, a no guardar rencor.
  • No tengas un favorito. Debes mostrar el mismo cariño y atención por ambos, aunque uno sea más afín a ti.
  • Anímales a jugar y realizar actividades juntos. El pasar tiempo juntos jugando y realizando actividades divertidas es la clave para lograr una buena relación entre ellos. Así, siempre querrán estar juntos y continuarán haciendo cosas cuando crezcan.
  • Enséñales a quererse y apoyarse. Deben cuidarse entre ellos, protegerse de las agresiones externas y mostrarse cariño y afecto a diario. 

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.