Vida
Sana

Comedores en Japón: Así comen los niños mejor alimentados del mundo

Seguir una dieta saludable y personalizada es uno de los secretos de los comedores de este país

Edad recomendada De 0 a +13 años

¿Cuáles son los mejores comedores escolares del mundo? Si existiera un galardón de este tipo, Japón sería el campeón. El país con el índice de obesidad más bajo del mundo cuida, y mucho, la alimentación de sus estudiantes.

Japón es el país con el índice de obesidad más bajo del mundo

La salud de los estudiantes, que son el futuro del país, es una de las cosas a las que más atención presta el gobierno nipón. Prueba de ello son las interesantes medidas que se llevan a cabo en todos los colegios del estado, donde se le otorga una importancia capital a la alimentación saludable.

Uno de los puntos más interesantes es que cada colegio cuenta con un nutricionista especializado que confecciona los menús que comerán los estudiantes, además de impartir clases sobre alimentación.

Una dieta basada en productos frescos comprados directamente de proveedores que se encuentran cerca del centro y compuesta de raciones pequeñas que nunca llegan a llenar del todo, tal y como explica el dicho 'hara hachi bun me', en otras palabras: "hay que comer hasta llenar un 80% el estómago" y terminar antes de estar completamente lleno.

Estas peculiaridades culturales hacen que los japoneses no vean con buenos ojos las comidas opíparas, ni siquiera en reuniones o festejos, donde normalmente se sirven muchos platos, pero en porciones muy pequeñas.

Además, en el país del sol naciente, la hora de la comida es un momento muy importante del día, en el que hay mucho de tradición y ceremonia. Como forma de implicar a los jóvenes, éstos preparan su propio almuerzo y lo reparten, ponen la mesa y se sirven unos a otros, con lo que aprenden la importancia de la buena alimentación y de la comida como acto social.

Por si fuera poco, y para evitar tentaciones, los colegios nipones no tienen máquinas expendedoras donde los alumnos puedan acceder fácilmente a aperitivos grasos o bebidas azucaradas que no les aportarán nada saludable.

Leyes y políticas contra la obesidad

Por otra parte, el gobierno destina muchos recursos y políticas a erradicar la obesidad de la población, invirtiendo en campañas de concienciación, información y recientemente en el proyecto ‘Salud 21’ con programas para terminar con la obesidad infantil que van desde preescolar hasta secundaria.

Uno de ellos es el denominado ‘Shuku Iku’. Para llevar a cabo esta política, el gobierno se encarga de contratar a nutricionistas para los colegios y de promover hábitos saludables también para los adultos.

No es de extrañar que, con estas medidas, Japón sea el país desarrollado con el índice de obesidad más bajo del mundo (3,5%), muy por debajo de otros como Alemania (22%), Francia (21%) o Estados Unidos (33,6%).

EXPERTO:

Juan Antonio Marín

Periodista

Experto en comunicación