Emociones

Claves para identificar si tu hijo sufre acoso escolar

Se identifica con cualquier maltrato psicológico, verbal o físico entre escolares

Edad recomendada De 4 a 12 años


Cambios en los hábitos alimenticios, frecuentes distracciones, dificultad para dormir, ansiedad, baja autoestima e incluso lesiones inexplicables son algunos de los síntomas que te pueden dar pistas para detectar que tu hijo está sufriendo acoso escolar. De la mano de profesionales, te explicamos qué es el bullying y cómo puedes prevenirlo y atajarlo.

El 6% del alumnado sufre alguna forma de acoso

El acoso escolar está asociado a una situación de desigualdad entre el alumno que sufre el acoso (que habitualmente no dispone de recursos o habilidades para reaccionar y defenderse) y el agresor o agresores, que hacen un daño deliberado a la persona que lo sufre.

El acoso puede producirse de formas distintas:

  • Físico: peleas, empujones, patadas, amenazas físicas, intimidaciones, romper o robar objetos…  Suele ser más habitual en cursos de Primaria.
  • Verbal: burlarse, insultar, poner motes, criticar a las espaldas, hacer que "oiga por casualidad” lo que se habla mal de él, enviarle un whatsapp o mensajes dañinos, difundir rumores…
  • Social: excluir deliberadamente del grupo al niño o niña acosado o impedir su participación en actividades, ignorar, hacer como si no existiera…
  • Sexual: asedio, proposiciones e intimidaciones, abuso sexual…
  • Psicológico: en todos los tipos de acoso se produce un fuerte daño psicológico en el que la víctima ve minada su autoestima y siente niveles elevados de angustia, de temor y de indefensión ante los demás.

En la mayoría de los casos, el bullying es un acoso invisible para los adultos, pero lo habitual es que la situación sí sea conocida por los compañeros. Estos tienen una influencia crucial en el curso de los acontecimientos en función de si se oponen al maltrato o si lo "permiten” participando directamente (por ejemplo, grabando las agresiones) o con su indiferencia y pasividad (en la mayoría de los casos por miedo a no ser aceptados o a ser atacados también).

Cómo prevenir el bullying

En la actualidad, no podemos hablar del bullying como un fenómeno aislado, sino que es una cuestión preocupante por la frecuencia con que se da (según algunos expertos lo sufre el 6% del alumnado), así como por las alteraciones personales, sociales y escolares que supone para los alumnos que lo sufren.

A lo anterior se une que Aún no se da toda la importancia que se merece en la educación de los niños y adolescentes a aspectos relacionados con el desarrollo de la inteligencia emocional, las habilidades sociales y la educación en valores, a pesar de que sabemos que son factores de protección ante problemas como el bullying.

En este sentido, existen diversos estudios científicos que demuestran que la Inteligencia Emocional está estrechamente relacionada con las relaciones interpersonales, ya que los niños y adolescentes con mayor inteligencia emocional saben percibir, expresar y controlar mejor las emociones y tienen mayor empatía. También está vinculado con el bienestar psicológico, ya que presentan mayor autoestima, menos preocupaciones, menos ansiedad social y depresión y mayor capacidad para solucionar problemas con menores niveles de impulsividad y agresividad.

EXPERTO:

Aroa Caminero Ruiz

Psicóloga

Psicóloga Clínica de la Universidad Autónoma de Madrid con certificado de Psicólogo General Sanitario.

Tips