Tecnología

Bloqueos parentales: evita los peligros de las nuevas tecnologías

Controla el uso que tus hijos hacen de ordenadores, tablets y smartphones

Edad recomendada De 4 a +13 años

Si bien es cierto que las nuevas tecnologías ofrecen muchas ventajas en comunicación, enseñanza o diversión, también presentan muchos peligros para los niños, por lo que los padres debemos controlar el uso que hacen de ordenadores, tablets y smartphones.

Existen muchas aplicaciones que permiten controlar los programas y las búsquedas en Internet

Actualmente, no hay un solo pc u ordenador portátil que no tenga acceso a Internet. Y esto presenta una serie de problemas para los padres que dejan que sus hijos usen el ordenador ya que en Internet se pueden encontrar todo tipo de programas e informaciones poco apropiadas, sin contar con los peligros añadidos de las redes sociales, como el ciberacoso o el sexting.

Asimismo, no es conveniente que los niños abusen del ordenador y se pasen las tardes sentados delante de la pantalla jugando o enganchados a las redes sociales.

Por eso, se recomienda a los padres seguir una serie de consejos en lo que se refiere al uso del ordenador, como colocarlo en una sala común como el salón o el cuarto de juegos, nada de que esté en su dormitorio; limitar el tiempo de uso a una hora como mucho al día; o colocar en el ordenador algunas de las miles de aplicaciones de bloqueo parental que existen.

Estas aplicaciones permiten bloquear, controlar y registrar el uso que se hace del PC en determinadas áreas. Existen muchas, tanto gratuitas como de pago, y son muy fáciles de usar. Solo tienes que instalarla en el PC y marcar las opciones que te permitan bloquear.

A nivel técnico funcionan como un antivirus que controla aspectos como los paquetes de datos que se mueven en internet, las aplicaciones que se usan, etc. En concreto, estas aplicaciones te permiten:

- Controlar las webs a las que se puede acceder o no, bloqueando las diferentes temáticas (por ejemplo, alcohol, drogas, citas, desnudos, etc.).

- Bloquear el acceso a sesiones de chat, correo, redes sociales, etc, o registrar la actividad que se hace en ellas y entregársela a los padres de manera periódica. Algunas aplicaciones muy avanzadas permiten incluso registrar amigos, fotografías y datos que circulan en estos ámbitos.

- Restringir el acceso a juegos según la edad de nuestro hijo. En Europa se sigue el estándar PEGI (Pan European Game Information), que clasifica los juegos utilizando una serie de rangos de edad (entre 3 y 18 años). Así, puedes evitar que tu hijo acceda a juegos para más edad de la suya.

- También es habitual que los programas de control parental controlen la ejecución de cualquier aplicación de la máquina, como videollamadas o programas personales de los padres para trabajar.

Entre las principales aplicaciones de control parental están bSecure, Kidbox, Zoodles, Cybersitter, Qustodio, etc.

Como decíamos, algunas son de pago y otras gratuitas, y no todas permiten las mismas funcionalidades. Busca la que más te convenga. 

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.