Aprendizaje

Ejercicios para jugar y estimular a tu hijo

El juego es la mejor herramienta para estimular a tu hijo y crear lazos afectivos duraderos

Edad recomendada De 0 a 7 años

La estimulación temprana es un conjunto de técnicas que fomentarán el desarrollo de tu hijo desde muy temprana edad. Este proceso tiene grandes ventajas para su desarrollo tanto motor como congnitivo o social. El juego es uno de los mejores métodos para afianzar los lazos entre familia e hijos y para mejorar su desarrollo.

 

La estimulación temprana trabaja cuatro áreas, lingüística, motriz, cognitiva y social. Aunque las áreas son comunes a todas las edades los objetivos específicos varían dependiendo de la edad y del nivel de desarrollo de cada niño. Algunos ejemplos son:

La estimulación temprana trabaja cuatro áreas, lingüística, motriz, cognitiva y social. Aunque las áreas son comunes a todas las edades los objetivos específicos varían dependiendo de la edad y del nivel de desarrollo de cada niño.

Algunos ejemplos son:
 

0 a 3 meses:

  • Acostado boca abajo levantar y sostener la cabeza.
  • Seguir objetos con la mirada.
  • Alcanzar y sujetar un objeto.
  • Emitir sonidos guturales.

4 a 6 meses:

  • Balbucea.
  • Sentarse solo (en torno a los 6 meses).
  • Anticipa el alimento por medio de la visión.
  • Localiza sonidos en vertical y en distintas posiciones.

7 a 9 meses:

  • Voltearse.
  • Gatear.
  • Ponerse de pie.
  • Sostener un objeto con cada mano.
  • Destapa un objeto escondido.
  • Produce sonidos con intención.

10 a 12 meses:

  • Se sienta solo.
  • So pone de pie.
  • Comunicación intencional pre lingüística.

13 a 18 meses:

  • Sube escaleras gateando.
  • Anda solo.
  • Se agacha y vuelve a incorporarse.
  • Abre y cierra recipientes.
  • Pide algo nombrándolo y apoyándose con el gesto.

19 a 24 meses:

  • Salta con los dos pies.
  • Lanza una pelota sin perder el equlibrio.
  • Abre y cierra puertas.
  • Aparición del juego simbólico.
  • Señala y nombra partes de su cuerpo.

2 a 3 años:

  • Autonomía (al comer, vestirse, etc.).
  • Control de esfínteres.
  • Subir escaleras alternando pies.
  • Construir frases de 3 o más palabras.