Emociones

8 señales de alarma para detectar si tu hijo está siendo acosado

1 de cada 4 niños sufre o ha sufrido acoso escolar en algún momento de su vida

Edad recomendada De 0 a +13 años


Según la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), 1 de cada 4 niños sufre o ha sufrido acoso escolar en algún momento de su vida. Una situación que afecta profundamente al niño que lo sufre, pudiendo llegar a destrozar su vida.

Presencia de golpes o moratones injustificados

Por lo anterior, es importante que los padres conozcan las señales de alerta del bullying para actuar.

El término bullying que se usa para designar el acoso escolar proviene de la palabra inglesa bully que significa matón o agresor. Se considera maltrato o acoso a la intimidación reiterada de uno o varios sujetos sobre una o varias víctimas. Generalmente, el bullying infantil se da en el colegio. Puede ser tanto físico (patadas, golpes, puñetazos, etc.) como psicológico (insultos, vejaciones, etc.).

Y es que el acoso escolar puede llegar a destrozar la vida de aquel que lo sufre, sobre todo si se da de manera continuada. Mina su autoestima, su capacidad de relacionarse con los demás, su aprendizaje… pudiendo provocar trastornos de ansiedad, depresión, fobias y, en los casos más graves, intentos de suicidio.

Para prevenir y evitar los casos de bullying es fundamental que tanto padres como profesores estén atentos a las diferentes señales de alarma que presenta un niño que está siendo acosado ya que ellos rara vez lo denuncian por miedo al agresor y por vergüenza.

Te indicamos 8 señales de alerta que pueden ayudarte a identificar si tu hijo está siendo acosado:

  1. Cambios de conducta repentinos y/o de carácter: Este es un síntoma propio también de la adolescencia, pero en estos casos son mucho más acusados y extremistas.
  2. Resistencia a ir al colegio: Suele mostrar nerviosismo cada vez que piensa en ir a clase. Sufre lo que se llama el síndrome del domingo por la tarde, que se caracteriza porque el niño se encuentra mal y se altera cuando llega la víspera de volver al colegio.
  3. Presencia de golpes o moratones injustificados: Es importante estar atentos a su reacción cuando se les pregunta el porqué de alguna herida. Normalmente, se inventan excusas tontas o se niegan a responder.
  4. Irritación y nerviosismo constante: Se detecta rápidamente si muestra alteración de manera continuada y sin causa justificada.
  5. Tristeza y decaimiento: En algunos casos puede incluso presentar síntomas de depresión. Estar muy atentos. Cuanto antes se detecte, antes se puede actuar.
  6. Apatía y falta de interés por cualquier actividad: Especialmente si implica salir de casa o quedar con los amigos.
  7. Malestar físico: Dolores de cabeza y estómago, náuseas,… Sobre todo, cuando estos síntomas se dan un día antes de acudir a la escuela.
  8. Insomnio y falta de apetito: Es frecuente que muestren problemas para dormir y desgana para comer.

Si notas estas señales u otras similares en tu hijo, habla con sus profesores y con un experto para averiguar si realmente sufre acoso escolar.

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.