Aprendizaje

10 pistas para detectar que tu hijo tiene altas capacidades

Edad recomendada De 0 a 7 años


Los niños con altas capacidades son aquellos que presentan una inteligencia general superior a la media, altos niveles de creatividad, buen potencial de aprendizaje, buen o mal rendimiento académico y una clara motivación hacia el aprendizaje y/o sus intereses. Te contamos las principales características para que puedas saber si tu hijo pertenece a este grupo.

El término "superdotado" no se usa desde 2006

Desde 2006 se ha dejado de usar el término “superdotado” para emplear el de “Alumno de Altas Capacidades” ya que este concepto habla no solo de un coeficiente intelectual superior a 130, sino también de otras capacidades como potencial de aprendizaje, curiosidad, creatividad, etc.

Por lo tanto, para saber si un niño tiene altas capacidades o no, no basta con hacer un test de inteligencia para medir su coeficiente intelectual, sino que se tienen que observar en él un conjunto de características:

  1. Aprendizaje rápido y buena memoria retentiva: desde bebés, son niños que aprenden muy rápido, que se muestran adelantados al resto en ciertos hitos como hablar o agarrar cosas, y que muestran mucha memoria, son capaces de recordar personas, canciones o juegos que hacía tiempo que no veían u oían.
  2. Gran energía vital desde bebés: desde recién nacidos están muy alertas, atentos a todo lo que pasa a su alrededor. Suelen ser niños que pensativos y que se quedan mirando fijamente a las cosas, como si las analizaran en profundidad.
  3. Vocabulario muy amplio y complejo para la edad: compresión avanzada de metáforas e ideas abstractas. Se nota una gran diferencia en el vocabulario y la forma de hablar de estos niños, no solo porque aprenden a hablar muy pronto y rápido, sino por las palabras que usan, más propias de adultos que de chicos pequeños. Además, son capaces de entender antes de tiempo metáforas, sarcasmos u otras ideas más abstractas.
  4. Pensamiento complejo, lógico e intuitivo, con preocupaciones propias de personas mayores: se interesan por la política, la muerte, temas sociales… Lo cual puede resultar a veces un poco complicado para los padres, no preparados para responder a ciertas preguntas o cuestiones que se plantean con una edad tan temprana.
  5. Idealismo y sentido de la justicia: su preocupación por temas elevados hace que suelan ser con mucho ideales, preocupados por la justicia, la igualdad, el respeto… De hecho, es normal que sean muy soñadores y se abstraigan con facilidad pensando en su “mundo perfecto”.
  6. Les gustan los problemas de números y acertijos: las matemáticas suelen interesarles mucho, así como las adivinanzas, los acertijos, los rompecabezas mentales… Resolver un problema es para ellos un juego fantástico.
  7. Muy sensibles e intensos en el plano sentimental: una de las características de estos niños que más pueden afectarles ya que al ser tan sensibles e intensos, a todo le dan una mayor importancia y pueden montar un drama por cualquier contratiempo. Hay que saber cómo llevarles para que un simple ejercicio mal hecho o un borrón en su dibujo no les lleven al llanto inconsolable.
  8. Curiosos, van más allá de lo que se les enseña: interés por experimentar, por aprender, por saber cosas nuevas… Son muy inquietos e impacientes con la lentitud de los demás.
  9. Amplia gama de intereses: desarrollan actividades originales y poco corrientes y se pueden volver un poco obsesivos con ellas. Por ejemplo, si les gustan los aviones, no pararán hasta saber todo acerca de su funcionamiento, querrán montar y desmontar una maqueta, verlos en marcha, etc.
  10. Muy críticos consigo mismos: son perfeccionistas y quieren que todo salga bien a la primera. Si no lo consiguen, se pueden sentir frustrados.

Estas son algunas de las características principales de los niños con altas capacidades pero, por supuesto, muchos niños presentan unas u otras en mayor o menor grado, para diagnosticar a un niño como “Alumno de Altas Capacidades” es necesario que un psicólogo o experto le realice una serie de pruebas.

Si crees que tu hijo puede estar dentro de este grupo acude cuanto antes a un profesional para que te oriente sobre la mejor manera de educar a tu niño ya que es probable que muchos de sus comportamientos y actitudes resulten complicados y preocupantes, y podrán ayudaros y daros información y consejos.

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.