Vida
Sana

10 consejos para que el sol no te abrase

Aumenta la alegría y el optimismo, al producir endorfinas

Edad recomendada De 4 a 12 años

El sol es fuente de vida, necesario para nuestra subsistencia y muy beneficioso en su justa medida; pero también extremadamente peligroso si no se toman las medidas necesarias al exponernos a sus rayos. ¿Sabes cómo proteger a tu familia de los daños solares?

Beneficios y daños del sol

 

La Dra. Eulalia Baselga, dermatóloga pediátrica en el UPS Instituto Universitario Dexeus, nos explica los pros y contras de los rayos solares:

Pros:

  • Mejora la circulación sanguínea
  • Fomenta la creación de vitamina D
  • Contribuye a prevenir el estrés
  • Aumenta la alegría y el optimismo, al producir endorfinas (hormonas de la felicidad)

Contras:

  • Provoca cáncer de piel (melanoma). En los últimos 20 años, la tasa de cáncer de piel se ha multiplicado por la mala exposición al sol, las condiciones climáticas y el agujero en la capa de ozono
  • Disminuye las defensas naturales de la piel
  • Envejece la piel prematuramente al favorecer la liberación de radicales libres, lo que provoca la formación de arrugas
  • Daña la vista

10 consejos imprescindibles para toda la familia:

¿Sabías que la piel tiene memoria? Así es, los efectos nocivos de los rayos del sol sobre la piel se acumulan, pudiendo causar graves lesiones a largo plazo. Además, el 80% de la exposición solar que recibimos a lo largo de nuestra vida se produce en los primeros 18 años, cuando la piel es más sensible y delgada y sus sistemas de protección natural aún no están totalmente desarrollados. 


Según la Campaña Nacional de Prevención del Cáncer de Piel, desarrollada por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), aunque cada vez somos más conscientes de la importancia de protegernos del sol –y, sobre todo, proteger a los niños–, en muchas ocasiones se usa un índice de protección inferior al recomendado. Además, cinco de cada diez padres aseguran que toman medidas protectoras para sus hijos cuando toman el sol, pero no cuando juegan en el parque o en el jardín.


Por eso, es fundamental que sigas estos 10 consejos que nos ofrece la Dra. Baselga para proteger la piel de tu familia todo el año:

  1. Sigue la regla ABC: Aplicar fotoprotección, Buscar la sombra y Cubrirse con ropa, gorros y gafas. La mayoría de la gente cree que con darse la crema basta, pero también es importante cubrirse la cabeza con sombreros y los ojos con gafas de sol.
  2. Evita la exposición directa al sol antes de los 4 años.
  3. Elige un factor adecuado según la edad y el tipo de piel. Es importante además que la crema fotoprotectora proteja contra los rayos UVA y UVB y sea resistente al agua.
  4. Aplica la crema 30 minutos antes de salir de casa.
  5. No olvides reaplicar cada 2 horas o más a menudo si se suda mucho o tras el baño.
  6. Evita el sol en las horas centrales del día, las más peligrosas, de 12 a 16 horas.
  7. Además de cuidar la piel de los niños, es esencial inculcarles el hábito y ofrecerles un modelo, que ellos vean que nosotros también nos protegemos.
  8. Protegeos del sol siempre, no solo en la playa o la piscina. También en el parque, en el patio del colegio… Y no solo en verano, el sol es perjudicial durante muchos más meses, dependiendo del país donde se viva.
  9. No uses la crema del año anterior, las cremas caducan y pierden su eficacia, 
  10. Si vas a estar mucho tiempo al sol, es conveniente que la ropa también cuente con factor de protección solar. 

Fuente 

Dra. Eulalia Baselga, dermatóloga pediátrica en el UPS Instituto Universitario Dexeus (Barcelona).

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.