Aprendizaje

¿En qué consiste el Método Doman para aprender a leer?

Existen diversos métodos para enseñar a leer a los niños

Edad recomendada De 0 a 7 años

Existen diversos métodos para enseñar a leer a un niño. Uno de ellos es el creado por el neurólogo Glenn Doman, que se basa en los bits de inteligencia, es decir, en la unidad mínima de información concreta que el cerebro puede procesar por cualquiera de los cinco sentidos.

El método Doman se basa en fomentar las conexiones neuronales desde bebé

Aprender a leer y escribir es básico para la alfabetización de cualquier persona. Por eso es lo primero que se enseña a los niños en los colegios, normalmente hacia los 5 años de edad. Para ello, existen diversos métodos de aprendizaje. Uno de ellos es el método Doman, que se aplica en numerosos países con resultados muy buenos.

Este método fue creado por Glenn Doman y otros neurólogos en los años 50. Sus estudios iniciales se basaban en métodos para enseñar a niños con lesiones cerebrales, pero pronto descubrieron que sus ideas se podían aplicar a cualquier niño para potenciar sus capacidades.

El método Doman se basa en estimular al cerebro para fomentar la creación de conexiones neuronales y así desarrollar al máximo sus aptitudes. Se puede aplicar en niños desde los 2 meses, aunque no para que aprendan a leer a esta edad sino como preparación para el futuro.

La manera de estimular al cerebro es mediante inputs o entradas de información que dan lugar a outputs o salidas de información. Este proceso permite establecer un contenido coherente en la mente del niño.

Para que sea efectivo, los inputs deben ser adecuados en frecuencia, intensidad y duración para que el niño lo comprenda y asimile. Asimismo, estos inputs deben estar basados en los bits de inteligencia o unidades mínimas de información concreta que el cerebro puede procesar a través de cualquiera de los 5 sentidos. Además, se debe mostrar un bit cada segundo para captar la atención del niño, seguir un orden adecuado y lógico, ser concisos al exponer estos bits y presentar al niño cosas desconocidas.

Para facilitar las conexiones neuronales se agrupan por categorías:

  • Familia: mamá, papá, abuelo, tío
  • Partes del cuerpo: cabeza, cara, ojo, boca
  • Animales: vaca, cerdo, cabra

La aplicación práctica consiste en escribir con un rotulador de punta ancha y de color rojo juegos de palabras en cartulinas de fondo blanco. Como las palabras descritas anteriormente.

Una vez el niño haya aprendido estas palabras sueltas, se pasará a enseñarle parejas de palabras y, más tarde, frases.

EXPERTO:

Irene García Pérez

Periodista

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.